Cómo mejorar el posicionamiento SEO

La optimización para motores de búsqueda (SEO) es el método más eficaz para mejorar la visibilidad de un sitio web y aumentar su tráfico. El éxito de cualquier campaña de SEO depende de una serie de factores diferentes, como el contenido de texto, el contenido de vídeo, la creación de enlaces orgánicos y el diseño y la estructura de su sitio web.
Get original content for your business
Outsource your content creation with US writers experienced in SEO.
DEAL
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Introducción al SEO

Todos estos factores, junto a alguno más, se tienen en cuenta cuando buscadores como Google calculan sus resultados de búsqueda, mostrando así la importancia de una optimización efectiva para los motores de búsqueda.

SEO relacionado con los buscadores

El sobrecogedor éxito de Google sobre su competencia puede atribuirse al hecho de que el buscador actualmente proporciona los resultados de búsqueda más precisos, relevantes y valiosos de internet. Esto sucede gracias a un algoritmo que hoy por hoy está provisto de cerca de 200 factores. Muchos de estos elementos se dedican a determinar la calidad y la relevancia de un sitio web en función de la consulta de búsqueda. Cuanto mayor sea el número de estos factores que satisface una web, mejor posicionada estará dentro de los resultados de búsqueda de Google.

Optimización “on-page” y “off-page”

Para cubrir las exigencias de los modernos algoritmos de los buscadores, cualquier campaña de SEO debe implementar tanto técnicas de optimización “on-page” como “off-page”. La optimización “on-page” tiene en cuenta todos los factores de tu presencia en internet sobre los que tienes un control total, como el contenido textual, el visual y el desarrollo de una estructura apropiada. Este tipo de optimización puede influir directamente en un aumento de la clasificación del sitio web en los buscadores, de su número de palabras clave relevantes acumuladas en el índice de Google y en lo fácil que se puede explorar con Googlebots. Además de estos beneficios, los visitantes de tu sitio también disfrutan de una navegación más sencilla, un contenido más relevante y una estructura y diseño agradables.

Las técnicas de optimización “off-page” hacen referencia a métodos SEO que tienen lugar fuera de la web. Normalmente consisten en campañas de desarrollo orgánico de enlaces. Una campaña de desarrollo de enlaces también puede influir en la clasificación de un sitio en los buscadores, así como en su rango de página, al colocar enlaces entrantes de gran calidad en webs de temática relevante y relacionada.

Off-page optimisation techniques refer to SEO methods that take place away from the website and usually consist of organic link building campaigns. A link building campaign can also influence a website’s search engine ranking as well as its page rank by placing inbound, high-quality links on thematically relevant websites.

Aumentar tu visibilidad online

En términos prácticos, un aspecto clave del SEO es el aumento de la visibilidad de tu sitio en Google y otros buscadores. Cuanto mejor sea la optimización de tu web, mejor será tu posicionamiento en sus resultados; cuanto mejor es el posicionamiento, mayor será tu visibilidad ante tu público objetivo. Para que un sitio prospere en el mundo online, una optimización para los motores de búsqueda eficaz es la herramienta más valiosa a disposición de cualquier administrador web.

SEO: errores comunes

La optimización semántica de un sitio consta de muchos procesos, cada uno está diseñado para atraer tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda. Sin embargo, entender cómo implementar estos procesos y funciones es tan importante como saber exactamente qué implementar, ya que muchas webs no acaban de arrancar debido a una serie de errores SEO fácilmente evitables.

El mal uso de las palabras clave

Es uno de los errores más comunes de los desarrolladores web. Las “keywords” y sus sinónimos deben dejarse caer de manera natural a lo largo de todo el contenido de la página. Las palabras clave tienen que ser relevantes para el sitio, el artículo específico en el que se incluyen y las necesidades de tus usuarios. Y no solo eso: todos los sinónimos deben haber sido insertados de manera natural.

Asimismo, la importancia de hallar las “keywords” adecuadas es primordial. Para ello, debes pensar como tu público objetivo y ver qué palabras clave se usan más y cuáles menos. Muchos sitios pasan inadvertidos debido al mal uso de “keywords” o, lo que es peor, debido a la inclusión de palabras clave inapropiadas según el contenido y el público objetivo.

El mal uso de las etiquetas HTML

Son importantes y a menudo se pasan por alto en las campañas SEO. Asegurarse de que las etiquetas de título están colocadas correctamente ayuda a que los buscadores y los usuarios naveguen por tus páginas. También funcionan como las etiquetas principales que aparecen en las páginas de resultados. Las etiquetas HTML deberían incluir palabras clave que ayuden a los usuarios y a los buscadores a decidir qué contenido se recoge en cada página.

El mal uso de las etiquetas de metadatos

Aunque juegan un factor importante en SEO, muchos desarrolladores web se centran demasiado en las etiquetas de metadatos en detrimento de otras áreas importantes. Estas etiquetas ayudan a los buscadores a determinar el contenido de un sitio web, aunque esa información no es tan importante como el contenido en sí mismo, que a menudo se pasa por alto. Una campaña SEO de éxito encuentra el equilibrio justo entre contenido “on-page” y los metadatos.

Sobredependencia de las imágenes

Los elementos visuales son tremendamente importantes, tanto para los usuarios como para los buscadores; sin embargo, existe una clara tendencia por parte de los desarrolladores web a depender demasiado de este tipo de elementos. Recuerda que los motores de búsqueda no pueden analizar estos elementos con tanta eficacia como el contenido textual, es decir, el texto siempre debería tener prioridad. No obstante, esto no quiere decir que las imágenes, los vídeos y otro tipo de elementos visuales deban ser ignorados u omitidos, ya que mejoran la experiencia de usuario y están bien valorados por los buscadores, aunque no puedan analizarlos por completo.

Ignorar las URL

Las URL deben ser concisas, claras y dinámicas. Para conseguirlo, necesitan estar formadas por un título que contenga una palabra clave relevante para el contenido de la página. Las URL demasiado complicadas son difíciles de recordar y calificadas a la baja por los motores de búsqueda.

Spam de retroenlaces

Para que una campaña SEO tenga éxito, es importante asegurarse unos sólidos retroenlaces o “backlinks”. Un retroenlace consistente dirige a una página de alta clasificación y ofrece al usuario información relevante. En principio, cuantos más “backlinks” tiene un sitio web, mejor; sin embargo, solo funciona si los retroenlaces están bien afianzados. Por ejemplo, cinco “backlinks” bien consolidados son mejores que diez retroenlaces dudosos. ¿Ves la importancia de no limitarse a hacer spam de retroenlaces?

SEO: ¡PageRank!

PageRank es un sistema de clasificación utilizado por Google para establecer un ranking de los sitios web en sus resultados de búsqueda. Cuando salió a la luz, el algoritmo de PageRank revolucionó la forma en que los buscadores generaban sus resultados al introducir el concepto de la “autoridad” de un sitio web. Desde la presentación del PageRank de Google, prácticamente todos los buscadores del mercado han adoptado el mismo algoritmo (o uno muy similar) para calcular sus propios resultados de búsqueda.

La autoridad de PageRank

Según el algoritmo original de PageRank, la autoridad de un sitio web se calcula empleando una serie de variables diferentes por medio de las cuales se identifican dominios populares y de confianza y se examinan sus patrones de enlace. A medida que estos sitios web identificados iban siendo considerados autoridades reales, Google determinó que si estas webs incluían enlaces a otras (sitio web B), entonces, el sitio web B recibiría una “porción” de la autoridad del sitio original. Por consiguiente, si la web B enlazaba con otro sitio (C), el C también se beneficiaba de una parte de autoridad de la web original, aunque mucho más pequeña. Con este sistema, Google puede calcular cuánta autoridad posee un sitio y le asigna una puntuación PageRank del 0 al 10. Esto subraya la importancia de desarrollar una campaña de enlaces eficaz a la hora de construir tu web.

¿Cuánta importancia tiene PageRank?

En los inicios de la optimización para los motores de búsqueda, PageRank era el factor más relevante a tener en cuenta por parte de los administradores de webs que buscaran tener éxito online. Sin embargo, a medida que se han ido desarrollando algoritmos nuevos y han avanzado las tecnologías, la importancia de PageRank se ha visto mermada significativamente. No obstante, como muchos especialistas SEO, compradores de enlaces, administradores web, especialistas en “e-commerce” y en marketing online siguen empleando las puntuaciones PageRank para determinar la calidad de un sitio, los resultados de PageRank siguen jugando un papel importante en el mundo online.

Cómo mejorar tu PageRank

La única forma es atrayendo enlaces de una web que ya tenga una puntuación alta en la clasificación. Los administradores de sitios web deben recordar que un solo enlace de una web con una clasificación muy alta proporciona más autoridad que muchos enlaces obtenidos a partir de webs con clasificaciones bajas. Por ejemplo, un enlace de una web con un PageRank de 6 puede impulsar de inmediato tu página hasta un PageRank 5 si a la pagina a la que enlaza es de confianza para Google y no incluye un gran número de enlaces a otros sitios.

El contenido es rey

En la optimización para los motores de búsqueda, el contenido es rey. El contenido de un sitio web está conformado por muchos elementos: textos, imágenes, gráficos, vídeos, formularios e, incluso, ¡juegos! Los sitios web que ofrecen un contenido más útil y relevante tienen más probabilidades de disfrutar de un posicionamiento en resultados de búsqueda superior al resto. Además, en muchos casos, las campañas de optimización para buscadores se centran en el contenido de la web, haciendo, de hecho, mucho hincapié en este aspecto.

¿Por qué el contenido textual es tan importante?

Google analiza amplias secciones de internet utilizando los llamados Googlebots y guarda los resultados en sus bases de datos. Estos Googlebots solo son capaces de leer contenido textual, no pueden reconocer vídeos o imágenes. Por lo tanto, el texto de un sitio es la única forma que tiene Google de medir los temas, las palabras clave y el contenido de una web.

Un factor importante detrás del éxito de Google es que proporciona a los usuarios resultados de búsqueda que se ajustan a sus necesidades lo máximo posible. Para lograrlo, el buscador analiza tanta información orientada al “target” que tenga un sitio web como sea posible. El hecho de que un sitio encaje con una petición de búsqueda viene determinado en gran medida por su contenido y las etiquetas de metadatos de un documento.

La fórmula que utiliza Google es bastante sencilla. Cuanto más contenido tiene un sitio, mayor es el número de términos de búsqueda. Cuantos más términos de búsqueda (palabras o frases clave) estén disponibles, con mayor frecuencia aparecerá la web indexada en Google, lo que revierte en una visibilidad superior y atrae a un mayor número de visitantes.

Contenido textual SEO

El requisito básico de todo contenido textual es que sea único. Si hay textos idénticos en varios sitios, Google solo analiza la web que es más relevante para la petición de búsqueda. Además, el buscador procura centrarse en la fuente original e ignora los sitios que incluyen el contenido duplicado. Si una web contiene muchos textos idénticos puede que hasta sea penalizado y caiga unos puestos en la clasificación de resultados. De manera similar, si diferentes URL del mismo sitio incluyen el mismo contenido textual también se considera “contenido duplicado” y, por lo tanto, debería ser eliminado.

Otros factores que Google utiliza para determinar la relevancia del contenido textual en función de posibles peticiones de búsqueda son las palabras especificas y la interrelación entre ellas (campos semánticos), la densidad de palabras clave (frecuencia de palabras) y el uso de “keywords” empleadas en diferentes elementos textuales (encabezados, pies de foto, títulos de vídeo, etc.).

SEO: optimización semántica

La optimización semántica de un sitio web no trata exclusivamente de insertar las palabras y frases clave apropiadas en un texto un determinado número de veces: también se ocupa de insertar palabras relacionadas con la “keyword” principal.

La importancia de la optimización semántica

En los inicios de la optimización para los motores de búsqueda, bastaba con emplear una palabra clave central un determinado número de veces dentro de un texto para satisfacer las exigencias de los buscadores. Aunque una cierta densidad de “keywords” continúa siendo un elemento importante, ya no es el único factor decisivo del éxito. Por ejemplo, si tu sitio trata acerca de coches deportivos, ya no basta con llenar el contenido textual de la palabra “Ferrari”. Esto ocurre porque Google ahora utiliza una técnica llamada Indexación Semántica Latente (LSI, por sus siglas en inglés), que requiere que las webs utilicen una nube de etiquetas semánticas para proporcionar a los visitantes información más variada y relevante. Siguiendo con el ejemplo de “Ferrari”, algunos términos relacionados serían “coche de carreras”, “Michael Schumacher”, “coche italiano”, “Fórmula Uno”, “Enzo”, “Módena”, “rojo”, “bella macchina”, etc.

Densidad de palabras clave

La densidad ideal de la “keyword” principal y sus sinónimos en cada URL individual es del 6 %. En un texto de 600 palabras sería igual a 10 veces. Es más, las palabras clave secundarias que están semánticamente relacionadas (“secondary keywords”) pueden ser utilizadas a lo largo del texto en una frecuencia mucho menor. Esto hará que cada fragmento de contenido textual incluido en un sitio haga gala de una mayor profundidad y calidad informativa.

Otra opción, que es más compleja pero todavía muy popular, es crear una web dedicada al principio de la nube de etiquetas. Esto implica, por ejemplo, optimizar la página de inicio con la palabra clave principal y algunas URL con una selección de palabras clave secundarias relacionadas. Este método requiere una técnica especializada de enlaces internos para tener éxito a niveles SEO. También exige que cada subpágina contenga la “keyword” principal por lo menos una vez en el llamado texto de anclaje o “anchor text”, que enlazará de nuevo con la página de inicio. Además, estas subpáginas deben estar intercruzadas con las “secondary keywords” respectivas que también sirven de texto de anclaje. Esta estrategia mejora la estructura interna del sitio, que entonces puede indexarse con fluidez (“crawled”) por los buscadores.

SEO: enlaces internos

Los enlaces internos describen cómo las subpáginas de un sitio web están enlazadas entre ellas: cuanto mejor estén enlazadas con la página de inicio y entre ellas, mejor podrá entender Google cada página individual y tu web en conjunto. Como ocurre con cualquier otra forma de medir la optimización “on-page”, los visitantes de la página también se benefician de que los enlaces internos de un dominio estén eficazmente optimizados, ya que esto les permite encontrar la información más rápido y con más facilidad, incrementando así el potencial de conversión.

La optimización de los enlaces internos aumenta la tasa de conversión

En cuanto a los visitantes de una página, prevalece la siguiente norma: cuanto más tiempo permanezcan en ella, mayor es la tasa de conversión. Con la optimización de los enlaces internos, un dominio puede aumentar las probabilidades de que un usuario navegue por el resto de las subpáginas, incrementando a su vez el tiempo de permanencia en el mismo. Cuanta más información se le presente a un usuario y más sencillo sea encontrar la información, aumentará drásticamente la probabilidad de conversión. Además de una mejor navegación y facilidad de uso, el PageRank de Google está mejor distribuido de la página de inicio a las subpáginas.

Estrategias recomendadas para trazar enlaces internos

Es muy recomendable que los negocios que desean florecer en el mundo online optimicen sus estrategias para trazar enlaces internos. Esto puede hacerse de muchas formas diferentes y todas ellas giran en torno a enlazar unas páginas con otras a través del uso de palabras clave relevantes. En primer lugar, se debe enlazar desde textos incluidos en las páginas de inicio a contenido relevante de las subpáginas. Por ejemplo, si tu negocio vende piezas de coches usados, la palabra clave “neumático” podría emplearse para enlazar a los visitantes con la subpágina en la que incluyes el producto (neumáticos). Esta es una forma de SEO muy sencilla y efectiva. Sin embargo, asegúrate de que el número de enlaces internos no es demasiado alto (un máximo de 10 por cada texto). Siempre recuerda que el contenido hipervinculado debe proporcionar al visitante más información, no te limites a enlazar contenido a una página irrelevante.

SEO: elementos visuales

Este tipo de contenido es un componente esencial, no solo para Google, sino también para los usuarios. Las imágenes mejoran significativamente la apariencia de cualquier sitio web, ya que “rompen” el contenido y respaldan visualmente la información. Los estudios demuestran que los sitios con imágenes y gráficos captan la atención del usuario durante más tiempo y ya que las visitas más largas aumentan la probabilidad de conversión, no es de extrañar que los elementos visuales se consideren factores de tanta importancia en la optimización para buscadores.

Elementos visuales y Google

Los elementos visuales son herramientas SEO básicas que, a menudo, son subestimadas por los administradores web. El problema, según ellos, es que Google solo puede reconocer texto, no imágenes. El motor de búsqueda detecta la presencia de una imagen en una página web, pero es incapaz de determinar su contenido. Sin embargo, se pueden seguir una serie de sencillos pasos para hacer frente a este problema y ayudar a Google a analizar tus imágenes de manera adecuada.

Consejos para implementar elementos visuales

Para ayudar a los buscadores, deberías proporcionarle al elemento visual en cuestión un nombre de archivo que describa con precisión el contenido de la imagen. Este título aparecerá cuando un usuario desplace el cursor sobre la imagen, a la vez que proporciona una descripción clara del contenido. Un título adecuado beneficia tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda.

Los programadores también tendrían que hacer uso del llamado “atributo alt” (un atributo de metadatos utilizado en la programación de sitios web), que es el texto alternativo de la imagen y también se emplea para describir la imagen. Sin embargo, el “atributo alt” requiere de más detalle que el título, de modo que también debería contener una palabra clave que sea relevante para Google. Por ejemplo:

<img src="Graphical Feature.jpg" alt="Graphical features are crucial for SEO">

El texto de “atributo alt” será visible para los buscadores y usuarios si la imagen no puede cargarse por motivos técnicos. Es más, el “atributo alt” se lee automáticamente en alto para los invidentes, lo que también beneficia a los negocios que busquen mantener la atención de sus visitantes.

SEO: etiquetas canónicas

Las etiquetas canónicas son un elemento HTML utilizado para ayudar a prevenir el problema del contenido duplicado, ya que te permite especificar las versiones preferidas de una página web. Se trata de una herramienta útil en la optimización eficaz para motores de búsqueda, sobre todo en el caso de grandes portales web y tiendas online que suelen enfrentarse con el contenido duplicado (DC, por sus siglas en inglés) o contenido similar (prácticamente DC). El contenido duplicado consiste en la aparición del mismo contenido (o prácticamente el mismo) bajo diferentes URL. Es un problema habitual en las tiendas online que utilizan filtros para ordenar los productos. Una solución ampliamente aceptada a estos desafíos técnicos es la llamada etiqueta o atributo canónico.

Cómo funcionan las etiquetas canónicas

Si varias URL devuelven el mismo contenido (o uno muy similar), la URL preferida se especifica en el encabezado mediante el atributo canónico de la siguiente manera:

Uno de los mayores beneficios del atributo canónico es que los enlaces y sus efectos, igual que el PageRank que se refiere a las URL no preferidas, se transfieren a la URL preferida. Es, por lo tanto, muy recomendable para los sitios web que implementen etiquetas canónicas, en especial para aquellos que incluyen filtros de producto.

Etiquetas canónicas para dominios internacionales

Muchos negocios modernos ofrecen su contenido online, productos y servicios en una amplia variedad de lenguas. La mayoría de estas empresas publican su contenido por su cuenta, dominios del máximo nivel específicos según el país, por ejemplo: tunegocio.co.uk para Reino Unido o tunegocio.de para Alemania. En principio, estos dominios son extremadamente ventajosos.

Sin embargo, es mucho más sencillo para el usuario ser dirigido directamente a la versión correcta, con su consiguiente cambio de lengua, al introducir en el navegador tunegocio.com.

Para hacer esto se utiliza la etiqueta rel=”alternate” hreflang=”x”: así le estás diciendo a Google que ese sitio tiene varias versiones en otras lenguas. La idea es que los negocios internacionales añadan cada una de sus versiones lingüísticas en la etiqueta de cada página. El país, igual que la lengua, puede indicarse en el hreflang. Al hacer esto, los negocios también pueden ubicar países con diferentes lenguas de forma correcta. La etiqueta rel=”alternate” hreflang=”x” debería usarse así:

De este modo se enlazará a los hablantes de alemán que vivan en Alemania a la versión alemana del sitio web.

You agree to get emails from Key Content. We'll respect your privacy and unsubscribe any time.