Content Marketing Blog by Key Content, a Content Writing and SEO Agency.

El manual definitivo del email marketing: descubre este superpoder

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Get original content for your business
Outsource your content creation with US-based SEO writers.
Fast turnaround, maximize your content marketing quickly.
DEAL
¿Quieres aprender a hacer marketing por correo electrónico? Aquí te damos algunos consejos. Como probablemente sepas, las mejores campañas de marketing por correo electrónico siguen siendo una gran parte de las estrategias de contenido para muchos tipos de organizaciones, desde grandes empresas hasta compañías más pequeñas.

La razón es muy simple: las campañas de email marketing son rentables y proporcionan un gran rendimiento de la inversión. ¿Qué otro canal te ofrece la oportunidad de entablar una comunicación directa y sin mediación con tus usuarios? Cuando se hace correctamente, puedes conectarte con un público amplio, interactuar con él de una manera eficaz e influirlo para que actúe conforme le conviene a tus objetivos.

No importa si tu organización se está iniciando en esta estrategia o ya lleva un tiempo ejerciéndola, el marketing por correo electrónico puede ayudar de muchas maneras: además de crear conciencia de marca, cultiva su relevancia al recordarle a tu audiencia que estás allí. Estos son los objetivos de la campaña de email marketing: vender productos, conseguir más tráfico o, simplemente, hacer un anuncio importante para tus usuarios.

Related: Brand Development Services →

Pero antes de que comience nuestro manual, hablemos de qué es el marketing por correo electrónico

Lo primero es lo primero. El email marketing es, en esencia, enviar correos electrónicos a tu público objetivo como parte de una campaña con objetivos específicos en mente. Las formas que toma este contenido pueden ser newsletters, anuncios especiales (como nuevos productos o contrataciones), información promocional, artículos de noticias (en el caso de los medios de comunicación), cuestionarios, descuentos… la lista resulta muy larga. Y no dejemos de lado que, al igual que con cualquier otro contenido, el e-mail marketing es un esfuerzo para construir confianza y credibilidad con un usuario (o cliente potencial).

¿Por qué alguien gastaría dinero en campañas de marketing por correo electrónico?

Muy sencillo: porque funcionan.

A que te estás preguntando por qué las campañas de email marketing realmente funcionan…

Primero formulémonos un par de preguntas: ¿por qué funciona tan bien si la gente ya no usa tanto su email? ¿Qué pasa con las redes y las aplicaciones de mensajería instantánea?

El email marketing todavía funciona porque llegar a la bandeja de entrada del correo electrónico de una persona (con su consentimiento) es una manera muy distinta y especial de comunicarse con ella. Esto significa que, antes de recibir tu email, ya está interesada en lo que les tienes que decir (eso si no eres un spammer).

Tu contenido no está navegando en el océano de contenido que hay en internet como un bote a la deriva. ¡Ha llegado a tu bandeja de entrada personal! Por eso, el retorno de la inversión para quien utiliza una campaña de marketing por correo electrónico sigue siendo muy alta, más de lo que podrías pensar y, probablemente, mucho más que otros métodos de publicidad o programas de marketing. Y eso no es todo: el compromiso que el marketing por correo electrónico obtiene de los usuarios suele ser mayor que el de algunas redes sociales.

De hecho, te sorprendería saber la cantidad de personas que abren mensajes de marketing por correo electrónico y la tasa de usuarios que realizan conversiones de campañas de email a las que se han suscrito voluntariamente. Como no queremos aburrirte con datos y números, te aconsejamos que busques por internet estas estadísticas para que te convenzas de lo que te decimos.

Llegó la hora de contarte cómo hacer marketing por correo electrónico

Aquí tienes el manual del email marketing definitivo:

  1. Empieza: ¿dónde encaja el email marketing en tu estrategia global?
  2. ¿Quién es tu público objetivo?
  3. ¿Qué tipo de contenido usarás?
  4. Más sugerencias de contenido
  5. ¿Qué plataforma y/o software vas a utilizar?
  6. ¿Lo probaste?
  7. ¿Tienes configurada una lista de correo electrónico?
  8. ¿Miraste algunas plantillas?
  9. ¿Lo has programado?
  10. ¿Estás seguro de que tus mensajes de correo electrónico se entregan y se abren?
  11. ¿Tienes funciones de automatización implementadas?
  12. ¿Verificaste la normativa aplicable?
  13. ¿Estás revisando el rendimiento?
  14. ¡Conclusión!

1. Lo primero es lo primero: ¿dónde va a encajar la campaña de email marketing en tu estrategia empresarial?

La mejor manera de empezar es determinar dónde encaja tu estrategia para correo electrónico en tu plan de marketing. También hay que definir cómo se relaciona con tus objetivos comerciales y de mercadeo.

Tenemos un artículo que te será de gran ayuda sobre cómo crear una increíble campaña de marketing de contenido, te recomendamos que lo consultes. Sigamos con lo nuestro: estábamos por decidir dónde encaja exactamente la pieza de tu campaña de marketing por correo electrónico en tu rompecabezas de marketing de contenido. Para eso necesitamos hablar sobre la experiencia del comprador. Vamos a usar una versión reducida para considerar las diferentes etapas por las que pasa cada usuario cuando interactúa con tu marca, producto o servicio:

Concienciación / Atención: es cuando decides que quieres atraer a una audiencia y hacerles saber que tu empresa existe.

Interés / Consideración: en este punto deseas que el público sepa que hay una solución para su problema y que la tuya es la mejor.

Decisión / Acción: este es el momento en el que buscas se comprometan con tu marca y realicen una compra.

La pregunta es, ¿en qué parte de esas etapas está tu campaña? ¿Y en dónde se encuentran tus otras iniciativas de contenido? Por supuesto, la respuesta natural sería decir que tus estrategias se encuentran en las etapas de “interés” y “decisión” y ofrecer contenido que responda a las necesidades de estas fases. Después de todo, estamos hablando de personas que ya se han registrado en tu campaña y están activamente interesadas en lo que tienes que contarles y/o venderles. Incluso podrían estar en la etapa de “lealtad”, donde ya están recomendando tu empresa a otras personas.

Pero espera un momento…

Recuerda que algunas de las mejores campañas de correo electrónico pueden funcionar cuando se conectan a otras iniciativas de contenido como parte de un contexto más amplio. Podría ser la promoción de algún producto (o pieza de contenido) para un público ya establecido. También podrías considerar la creación de acciones de marketing por correo electrónico específicas para la etapa de “concienciación”. Piensa en una nueva empresa que pertenecía a otra compañía y que anuncia un nuevo producto. Si crea una campaña de email marketing contándole sobre este nuevo producto a los clientes de la empresa anterior (lo cual tiene sentido), está configurando la campaña para que responda a la fase de “concienciación”.

¿Ves por dónde vamos? Con esto en mente, dedica un tiempo a evaluar qué parte de tus campañas de email marketing jugarán en el contexto general de tus objetivos de negocio y de tu estrategia de marketing de contenidos. Puede que sea solo uno de los buques de guerra de tu escuadrón de marketing, pero también podría ser el buque insignia. Depende de ti y de tu organización.

No olvides que debes tener objetivos claros cuando se trata de métricas específicas para tu campaña de marketing por correo electrónico. De lo contrario, no podrás saber si te va bien o no, ¿verdad? Hablaremos sobre esto más adelante. Vamos a la lista de los principales indicadores asociados con cada campaña de marketing de correo electrónico. A partir de ahí, obtendrás una mejor imagen de qué rastrear.

2. En una guía de email marketing
debemos hablar del público objetivo

Tal vez estés pensando que definir una audiencia no tiene sentido, porque tu público objetivo es básicamente una lista de correo electrónico lo más amplia posible… ¿no es así?

Nosotros no lo creemos. En primer lugar, porque recuerda que tu campaña de marketing por correo electrónico tiene que encajar con tu estrategia global de marketing. En ese sentido, debe estar dirigida a una audiencia específica para que sea efectiva. Lo que necesitas saber es a quién estás hablando, cuáles son sus intereses y cómo se relacionan con tu marca.

Segundo: definir tu público objetivo también te ayudará a adquirir más correos electrónicos para tus listas (nos extenderemos sobre este tema más adelante). Es posible, incluso, crear diferentes subgrupos de audiencia en tu campaña, dependiendo de cómo se hayan adquirido sus correos electrónicos. Al final, pocas cosas en el marketing de contenidos son tan específicas como una campaña de correo electrónico. Así que dale mucha importancia a esa lista de emails cuando aprendas a hacer marketing por correo electrónico (que es lo que ya estás haciendo aquí, con nosotros).

Y hay más: dependiendo de cómo tu proceso de subscripción a la campaña de email está estructurado y de las herramientas que utilices (también te hablaremos de esto más tarde), podrías obtener detalles más relevantes de tus usuarios suscritos. Todo esto te ayudará a perfilar mucho mejor a tu público objetivo y los segmentos con los que se relaciona.

3. ¿Qué tipo de contenido se utiliza en las
campañas de email marketing?

En este momento ya debes tener una idea más clara de cómo ajustar una campaña por correo electrónico a tus objetivos comerciales y de mercadeo, y de quién es tu audiencia objetivo. Llegó la hora de hablar sobre el “qué”. Cuando los usuarios vean con alegría que el nombre de tu empresa aparece en sus bandejas de entrada y abran rápidamente el correo electrónico, ¿qué verán?

Antes de decidirte sobre lo que escribirás, piensa en esto: ¿Qué esperan tus usuarios cuando abren sus correos electrónicos? ¿Cuál es el objetivo principal? Veamos algunos tipos de contenido que forman parte de muchas campañas de marketing por correo electrónico:

  • Nuevos productos disponibles
  • Anuncios especiales y/o relevantes sobre tu organización
  • Ventas o promociones (contenido relacionado)
  • Guías de productos
  • Eventos nuevos / próximos / destacados / de temporada
  • Artículos de noticias
  • Contenido relacionado con las redes sociales (publicaciones, videos, etc.)
  • Reseñas

Lo que hay que tener en cuenta es lo siguiente: ¿por qué tus usuarios deberían preocuparse por dicho contenido? ¿Por qué les interesa? Una vez te contestes estas preguntas, formúlate éstas: ¿cómo va a ayudar esta información a promover otros tipos de contenido que forman parte de tu estrategia global?

Esta segunda pregunta es importante porque (y esto es básico) las campañas de email marketing trabajan muy bien cuando se integran con otros canales, pues retroalimentan el contenido, mejoran la conciencia de tu marca y ayudan a tu organización a alcanzar sus objetivos.

4. Tus correos electrónicos deben tener el mejor contenido posible, hablemos de cómo escribirlos

Revisa estos tips de email marketing que realmente deberías tener en cuenta antes de empezar a crear tu contenido:

  • Hazlo divertido: es muy probable que tus correos electrónicos difundan varios tipos de contenido dentro de tu estrategia, por lo que deben ser atractivos. Bueno, esto se aplica a todo lo que escribas, pero lo que redactas para tu correo electrónico debería ser especialmente interesante. Tampoco pierdas de vista la longitud, no debe ser muy largo, así que usa el espacio que tienes para crear algo que realmente capture la atención de quienes te leen.
  • Hazlo especial: recuerda, se registraron para recibir tus correos electrónicos, por lo que es justo que los hagas sentir especiales con tu email. Si vas a promocionar otras piezas de contenido o una oferta de ventas y descuentos de productos, estaría bien que les des la sensación de ser exclusivos para tu marca. Se lo merecen, ¿no?
  • Que sea breve: este requerimiento resulta obvio. Es un correo electrónico, no una publicación de blog o un estudio de caso. No aburras a tu audiencia con emails eternos.
  • Que sea beneficioso: sabemos que depende de qué tipo de contenido estés buscando para tu campaña (como ya lo hablamos), pero trata de que tenga información relevante siempre que sea posible. No olvides trabajar en emails pensados para ser útiles. Esta clase de correos ayudarán a que te lean (tranquilo, de esto también te daremos detalles).

Tip extra: intenta observar lo que están haciendo otras empresas y organizaciones. Probablemente tengas muchos newsletters en tu propia bandeja de entrada (y quizás también algo de spam), ¿verdad? Adelante, compruébalo. ¿Competidores? Verifica su contenido. ¿Empresas de entretenimiento? Mira qué te ofrecen. ¿Artistas? Lee qué tienen por decirte. Tener muchas y variadas referencias te ayudará a crear el mejor contenido posible, ése que te garantizará conectar con tus lectores.

5. ¿Te resulta útil la caja de herramientas que tienes en casa? Imagina tener una para tus campañas por correo electrónico

Estamos hablando de software de email marketing. Esta es una guía y, como tal, añadiremos a la lista todo lo que es remotamente útil. Hay excelentes servicios disponibles en la actualidad, que ofrecen una amplia lista de funciones y son comparativamente económicos. Con eso en mente, repasemos algunos de los mejores. La mayoría de las funciones son compartidas por todos ellos, pero intentaremos enumerar las principales:

  • MailChimp: una de las mejores y más conocidas herramientas y un elemento básico de las plataformas de marketing por correo electrónico. Ofrece opciones de diseño y cuatro planes diferentes (incluyendo uno gratuito). En su haber también cuenta con iniciativas de promoción con landing pages y canales sociales.
  • GetResponse: ofrece la opción de crear páginas de destino y otros tipos de contenido. Viene con una variedad de características útiles, como respuestas automáticas, las pruebas A/B y más. También ofrece un período de prueba sin costo de 30 días, pero no cuenta con planes gratuitos.
  • Drip: con una fácil interfaz de uso e integración en plataformas como WordPress y los anuncios de Facebook, es una gran opción para e-commerce. Estarás de acuerdo con nosotros en lo conveniente que suena tener opciones de seguimiento específicas relacionados con los clientes y el comportamiento de compra. Además, ofrece un plan gratuito (aunque limitado a unos pocos usuarios).
  • Aweber: uno de los más antiguos y mejores. Aweber viene con el paquete básico de todas las herramientas de marketing por correo electrónico (plantillas, funciones de integración, automatización, etc.), así como con A/B testing, visualización de datos y creación de formularios. No hay un plan libre disponible, pero sí 30 días gratuitos de prueba.
  • Constant contact: con funciones de diseño, plantillas de correo electrónico y opciones para e-commerce, viene con muchas herramientas de integración para conectar tu campaña con tus principales canales de redes sociales. No te ofrece un plan gratuito, pero puedes probarlo sin costo ¡durante 60 días!
  • HubSpot: combinando funciones de marketing por correo electrónico y gestión de relaciones con clientes (CRM, por sus siglas en inglés), la ventaja de este servicio es que, además de tener una versión gratuita, ésta viene con muchas opciones útiles que uno esperaría de un servicio de email marketing, como análisis de correo electrónico, plantillas, herramientas de automatización, entre otras.

Recuerda que esta lista no incluye todos los servicios disponibles, solo los que consideramos más reconocidos y útiles. Hay muchas opciones a tu alcance. Habrás notado que estas soluciones comparten varias características. Esto significa que tendrás que probarlos y decidir cuál funciona mejor para ti, tu empresa y, por supuesto, para tu presupuesto.

¿Quieres saber otro atractivo que muchas de estas herramientas te ofrecen?: te compartirán su propia guía de marketing por correo electrónico. No está mal, ¿verdad?

6. Asume este proyecto como uno científico:
necesitas probarlo antes de ponerlo en marcha y asegurarte de que funcione

Este es un imprescindible para todos los que están aprendiendo los entresijos del email marketing: deben probar sus correos electrónicos. ¿Por qué? Al igual que con cualquier otra iniciativa de contenido, quieres tener la mejor versión posible, la que obtendrá la mayor cantidad de clics, de aperturas, de tiempos, en resumen, los mejores resultados.

Pruebas A/B

Es muy importante elegir un software o plataforma que te permita realizar pruebas A/B. Tienes muchas variables que verificar antes de enviar un correo electrónico: tipo de contenido, imágenes, longitud, diseño, enlaces… cualquier cosa que pueda producir resultados. Además, intenta crear diferentes combinaciones teniendo en cuenta todas estas variables (sin perder de vista a tu audiencia, por supuesto), esto te ayudará a detectar cuál funciona mejor.

He aquí un buen ejemplo. No hay garantía de que los correos electrónicos con un diseño increíble sean siempre exitosos. Algunos segmentos de audiencia preferirán texto, mensajes con un contenido realmente útil en lugar de sólo imágenes. Depende de con qué audiencia estás tratando y qué tipo de mensaje le quieres transmitir.

Lo que sí te asegurará obtener los mejores resultados son las pruebas que realices, no importa si estás gestionando un e-commerce, un medio de comunicación o un blog dedicado a un tema específico. Y esos resultados podrían ser conversiones, ingresos, tráfico, seguimiento de redes sociales, cualquier cosa relacionada con los objetivos originales de tu campaña. Al final del día, la meta es identificar y enviar la versión de email que te conectará con tus usuarios de la forma más efectiva y la cual provocará una reacción en ellos.

Servicios de correo electrónico

También es bueno probar tus emails con diferentes clientes, porque es posible que no se entreguen ni se reciban de manera 100% uniforme, con todos los servicios disponibles. Algunos correos pueden leer HTML de formas diferentes, es posible que otros no muestren tu diseño de la manera deseada y que ni siquiera reproduzcan tus imágenes correctamente. Intenta trabajar con una herramienta que te ofrezca la oportunidad de ver vistas previas de tus emails interpretados por los correos de varios clientes antes de enviarlos.

Esto cobra importancia cuando consideras algunos segmentos de tu audiencia. Digamos, por ejemplo, que un segmento vital de tu campaña utiliza un correo electrónico de un cliente en particular. Para evitar cualquier riesgo, debes asegurarte de que tu estrategia de email marketing para ese servicio funcione de manera óptima.

Acepta un consejo adicional y prueba tus correos electrónicos con personas que conoces: amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc. Te darán un feedback muy valioso sobre cómo se ve tu campaña y detectarán cosas que no viste, como errores ortográficos o gramaticales, por ejemplo. Varios ojos siempre ven mejor que dos.

7. No sería un manual de email marketing si no hablara de cómo crear y mantener una lista de correo electrónico

Las mejores campañas de marketing por correo electrónico no serían nada sin sus listas de correo electrónico. ¿Ya has estudiado a tu público objetivo y has definido con quién quieres hablar? Para tener una audiencia real, segmentada o no, tendrás que crear una lista de correo electrónico. Y no es un proceso rápido, como te puedes imaginar.

Lo que estamos tratando conseguir son oportunidades para convencer a tus usuarios de que se registren en tus listas de correo electrónico. Y todo se reduce a unas pocas preguntas. ¿Dónde vas a poner el registro de correo electrónico? ¿Vas a utilizar las redes sociales para convencerlos? ¿Prefieres jugarte la carta de “contenido exclusivo” en los formularios? ¿Vas a analizar dónde se registraron realmente tus usuarios para poder comunicarte mejor con ellos en el futuro? Es fundamental que la información esté estructurada correctamente, con un buen titular, imágenes de calidad, una descripción útil, entre otras cosas.  Y, lo más importante, ¿funciona técnicamente hablando?

Son muchas preguntas, lo sabemos, pero sus respuestas son importantes. Al usar tu sitio web como punto de partida, hay algunas cosas interesantes que puedes hacer. A continuación, algunos buenos ejemplos:

Utiliza el contenido de tu propio sitio web       

Es muy probable que tu sitio web sea una combinación de diferentes páginas y tipos de contenido. Si bien algunos de ellos actuarán como páginas de destino, atrayendo a una parte más amplia de su audiencia, otros atraerán a un tipo más específico de usuario: miembros de tu audiencia que ya están enganchados a tu marca, tus productos y tus servicios. Estamos hablando de páginas como estas:

  • Inicio: si las personas están accediendo de forma activa a tu página de inicio (independientemente de la fuente de tráfico) significa que están interesadas en tu organización de algún modo. Si se trata de una marca y/o un nuevo usuario que acaba de llegar de una consulta o es un usuario recurrente, ofréceles la posibilidad de unirse a tu lista de correo electrónico y convertirse en los receptores de contenido exclusivo a través de su email.

El enfoque aquí puede variar, puedes crear una página de inicio 100% enfocada en el proceso de registro, al igual que algunas redes sociales o plataformas con pop ups agresivas, o puedes crear un formulario de registro más integrado con tu contenido y propósito. Prueba ambas versiones y observa cuál funciona mejor.

  • Páginas informativas: son sitios que tienen información en profundidad acerca de tu empresa, historia y valores, como la sección corporativa de la web. Es mucho más probable que los usuarios interesados ​​en esta información se suscriban a tus listas de correo electrónico. Crea un formulario de registro para aquellas páginas que ofrecen los contenidos más relevantes, promociones, noticias exclusivas, eventos, etc.
  • Páginas de registro: estas páginas se centrarán totalmente en la conversión de tus usuarios, para que se conviertan en miembros de tus listas de correo electrónico. Esto significa que, en teoría, no deberían tener ningún contenido que no sea un formulario de registro y las ventajas que el espectador va a obtener de él. Lo bueno de esta opción es que puedes crear diferentes tipos de páginas para cada segmento de audiencia, mejorando tus posibilidades de obtener más correos electrónicos para tu lista.
  • Pop-ups: pueden ser bastante controvertidos, porque muchas personas (si no la mayoría) odian los pop-ups y no sin una buena razón. El hecho es que, si los usas bien y ofrecen un valor real, pueden ser una gran herramienta. Por ejemplo: una oportunidad para utilizarlos se presenta cuando las personas quieren abandonar tu sitio por cualquier motivo. Ya que buscan salir de todos modos, ¿por qué no les ofreces un formulario de registro con algún beneficio añadido?

Reutiliza tu contenido ya existente en otro especial, útil y/o “exclusivo”   

¿Tu empresa trabaja con algún tipo de contenido educativo y/o informativo? ¿Te gustan los white papers, los estudios de casos, los manuales, las guías, etc.? O tal vez ya tienes ese tipo de contenido publicado (en blogs o páginas web) pero necesitas actualizarlo y complementarlo. ¿Por qué no crear un archivo con ese contenido y un formulario de registro en el que solicites el correo electrónico para descargarlo? Acompañado de una buena call to action, por supuesto.

Digamos, por ejemplo, que tienes una publicación de blog sobre cómo escribir un guion. ¿Por qué no ampliar este mismo contenido en un eBook o un archivo PDF (algo que diga como “Guía completa para la escritura de guiones”) y lo fidelizas a una suscripción de tu newsletter? Esto es lo que los especialistas en marketing suelen denominar “contenido exclusivo”, es decir: información que está “bloqueada” por un formulario de registro, por lo general, para solicitar un correo electrónico. ¿Y adivina qué? Funciona. Porque dicho contenido se percibe con un valor muy alto, la gente estará dispuesta a dar algo a cambio por acceder a él.

Además, hay quienes no les gusta leer en la web y prefieren acceder a la información a través de un medio diferente (como un documento PDF en otro dispositivo, por ejemplo). Si estás seguro de que tu contenido es verdaderamente valioso y de que la gente está interesada en él, esta puede ser una gran alternativa. Los elementos que puedes utilizar incluyen estudios de casos, informes técnicos, tutoriales, eBooks, presentaciones, transcripciones de los discursos principales… cualquier cosa de la que tu audiencia pueda beneficiarse y por la que esté dispuesta a inscribirse en tu lista de contactos.

Lead magnets

El nombre lo dice todo. Y, para ser justos, mucho de lo que hemos hablado en el punto anterior también podría encajar aquí; después de todo, los libros electrónicos, los manuales, las guías y todo eso son lead magnets perfectos. Pero este término también cubre otras cosas que puedes ofrecer a tu audiencia a cambio de sus direcciones de correo electrónico: descuentos en tus productos, invitaciones a un evento y/o discurso principal que tu empresa (o una empresa asociada) está organizando, cupones, pruebas, cuestionarios, juegos, etc. En cualquier caso, independientemente de lo que ofrezcas, debe estar adaptado a las expectativas que tu público objetivo tiene de tu marca. Y, lo más importante, debe tener un beneficio inmediato, fácil de utilizar. A nadie le gusta sentirse estafado.

Segmentar tus listas de correo electrónico

Una vez que hayas creado tu enorme lista de correos, es hora de trabajar en ella. ¿Cómo? Organizándolos en grupos pequeños, un proceso llamado “segmentación”. Este es uno de los mejores consejos de email marketing que existen y permitirá que tus campañas por correo electrónico sean más especializadas y, por supuesto, efectivas.

¿Y cómo clasificas a tu audiencia? Simple: de acuerdo con la forma en que reaccionan a tu contenido. El siguiente paso es ingeniar campañas especiales dirigidas a ellos en función de eso. Ejemplos:

■ Por interés: usuarios a los que les gustan secciones o temas específicos de tu sitio web.

■ Por tasa de apertura: personas que tienen una mayor tasa de participación y/o apertura de tus correos electrónicos.

■ Por ubicación: miembros de la audiencia que viven en países, regiones y/o ciudades específicas.

■ Por suscripción: nuevos usuarios que se acaban de registrar para recibir tus correos electrónicos.

Como puedes ver, hay muchas variables y mucho espacio para operar. Lo que es importante es crear campañas de marketing de correo electrónico que se conecten con cada segmento de público de una manera productiva, de acuerdo con las características del grupo, por supuesto. 

Eliminando suscriptores inactivos… ¡o quizás no!

Este es uno de los mejores consejos de email marketing que existen, pero está dirigido a una etapa posterior, cuando ya tienes una campaña genial y estás haciendo un uso completo de tus contactos. Dividir a tus usuarios en activos e inactivos te permite mantener una lista de los usuarios comprometidos (que siempre es bueno) y te da una oportunidad para conectar con quienes ya no participan, incluso podrías llevarlos de vuelta al redil.

¿Cómo? Enviándoles un último correo electrónico tratando de convencerlos de que vuelvan. Es una buena idea usar un tono divertido y más atractivo, desde el asunto del email hasta el contenido en sí, porque el objetivo es provocar una reacción. Algunas personas responderán, otras no. Pero al hacer esto se consiguen básicamente dos cosas: mantener una lista de correo electrónico con un número menor de usuarios inactivos y, posiblemente, conseguir una reacción por parte de quienes previamente participaron con tu marca.

8. Se requieren algunos conocimientos sobre plantillas: te ayudarán a crear tu mejor versión

Ya hemos hablado de algunos de los principales consejos de contenido para campañas de correo electrónico. Ahora es el momento de ponerse al día con algunas plantillas. Estas pueden ser muy útiles cuando intentas descubrir cómo hacer campañas de email marketing que realmente, y queremos subrayar realmente, se conecten con la audiencia. Estas son algunas de las principales plantillas de las que te puedes beneficiar:

La que incluye un nuevo artículo, post o blog: las campañas de marketing por correo electrónico son una gran herramienta para promover contenido nuevo y fresco de tu sitio web, como entradas de blog, por ejemplo. La clave aquí es enumerar algunos beneficios que el lector puede obtener de tu contenido, dar una buena pista que explique de qué se trata lo que has escrito, redactar un asunto atractivo relacionado con el tema de la publicación y, por supuesto, ofrecer un enlace a la publicación, tal vez en forma de botón ¡para hacerlo más atractivo!

 La que es un anuncio: aquí estás tratando de maximizar el impacto de algo nuevo que se avecina, nuevos productos y servicios, cambios o actualizaciones de productos, ofertas limitadas, etc. El objetivo es convertirlo en un acontecimiento, por lo que debes comenzar con un asunto muy pegadizo (que deje claro que hay algo nuevo). Una buena pista también es importante aquí: puedes ir directamente al grano y hacer tu anuncio o bien desarrollarlo un poco más y desvelarlo más adelante. Y, por supuesto, es necesario un call to action poderoso: sea lo que sea lo que estés anunciando, estamos bastante seguros de que esperas algo de tu audiencia a cambio, ¿verdad? Así que incentívalos a hacer clic en la página del producto, a registrarse o pídeles algo más.

La que tiene una oferta: esta plantilla no tiene misterio. El objetivo está claro, quieres lograr una conversión de tu usuario. Comienza con un asunto que vaya al grano, preferiblemente mencionando la oferta y redacta una pista rápida que describa la oferta en sí (con el producto o servicio involucrado). Puedes añadir algunos detalles adicionales sobre la promoción (como las fechas, por ejemplo). Pero siempre, siempre busca un gran call to action, diciéndole a tu audiencia lo que esperas que hagan.

La que tiene… contenido: esta es especial. No estás tratando de vender ni anunciar nada. En realidad, estás ofreciendo contenidos de calidad directamente en la bandeja de entrada del usuario, en lugar de darle un enlace a otra sección de tu sitio web, por ejemplo. Lo importante aquí es crear un asunto atractivo y convincente, ya sabes, del tipo que hará que la gente quiera más. A partir de ahí, haz una introducción rápida y clara, y luego muestra tu valioso contenido de inmediato. El tipo de contenido realmente dependerá de muchos factores, pero la clave aquí es que sea útil y beneficioso, así es como mantendrás el interés de los usuarios. Y, aunque no estés vendiendo nada, intenta incluir un call to action, uno que esté relacionado con el tema del email. Eso hará que se genere engagement con el lector.

Un consejo adicional: como puedes ver, hay un elemento común entre las plantillas que mencionamos… todas tienen un call to action.  Es importante que restrinjas esta herramienta a una sola llamada a la acción por correo. Puede ser tentador incluir más, dependiendo del tipo de email que estés utilizando, pero si lo simplificas, los resultados van a ser mejores. Utilizar demasiados call to actions evita que tus correos electrónicos se centren en el tema sobre el que versan y pueden confundir a tus lectores.

9. Detente un momento para pensar
en la programación de tu campaña de email marketing

Esto es fundamental y comienza con una pregunta muy simple: ¿a qué hora enviarás tus correos electrónicos y con qué frecuencia? Se requiere un poco de estudio de tu público objetivo, incluida su segmentación, para determinar correctamente los mejores tiempos de envío.

Obviamente, aquí no hay una respuesta fácil. Cada audiencia tiene requisitos especiales, pero la idea general es (y aquí viene otra obviedad) enviar tus mensajes cuando el público es más propenso a verlos y a interactuar con ellos. Es decir, cuando sus bandejas de entrada no estén llenas, cuando no estén trabajando, cuando no estén durmiendo, etc.

La clave aquí es probar y encontrar el momento perfecto para tus objetivos de campaña. Ese es el mejor consejo posible: probar diferentes intervalos de tiempo (con base en las características de tu audiencia) y frecuencias, observando cuidadosamente los resultados y readaptando la campaña a los tiempos que muestran los números más prometedores.

10. Pero ¿realmente se entregará
tu correo electrónico… y se abrirá?

Aparte de mantener una buena lista de correo electrónico activo (vuelve al punto 7 si te quedan dudas), lo que puedes hacer para asegurarte de que tus emails llegarán a las bandejas de entrada, en lugar de acabar en una carpeta de correo no deseado, es lo siguiente:

No envíes demasiados correos electrónicos: es decir, no spamees. Mantén tu campaña de marketing por correo electrónico enfocada y constante, pero no pienses ni por segundo en enviar innumerables correos electrónicos a los usuarios. Eso dañará tu reputación y probablemente hará que tus emails al buzón de correo no deseado (o directamente a la lista de remitentes bloqueados), porque estos mismos usuarios probablemente te marcarán como tal.

Prueba diferentes clientes y servicios: aquí solo queremos reiterarte lo que ya te hemos dicho anteriormente. Prueba diferentes servicios de correo electrónico y revisa cómo funcionan antes de comenzar tu campaña, solo para asegurarte de que no haya ningún problema. Si lo hay, discútelo con tu equipo técnico o de desarrollo (si tienes uno) para tratar de identificar el problema y solucionarlo.

Ofrece la opción “darse de baja” de manera clara: si los usuarios no pueden encontrar esta posibilidad en sus correos electrónicos, no les va a gustar y, tal vez, se sientan un poco engañados. Evita ser etiquetado como un spammer proporcionando esta opción a tu público en cada email, de la forma más clara que puedas.

Y, por supuesto, crea excelentes textos para el asunto: ya conoces este tip, pero vale la pena resaltarlo. Relee nuestra sección sobre plantillas y crear asuntos increíbles totalmente adaptados a tu audiencia, al contenido del correo electrónico y a tus objetivos de campaña.

11. No le temas a los robots, tienen funciones
de automatización interesantes

La automatización es, definitivamente, una gran herramienta para las mejores campañas de correo electrónico y no la dejaremos por fuera de nuestra guía de marketing por correo electrónico. Cuando se trata de escalabilidad y varios segmentos de audiencia, cualquier cosa que sea útil es bienvenida, ¿verdad?

Dependiendo de la herramienta que vas a usar, se puede configurar para enviar correos electrónicos automáticos a usuarios segmentados o específicos, o a los posibles asistentes de un evento en particular. Por ejemplo: los emails automáticos pueden ser útiles para nuevos suscriptores, compras, notificaciones de todo tipo, incentivos, inscripciones a eventos y mucho más.

Y, como probablemente has adivinado, también se pueden usar para call to actions, lead magnets, promociones, conversiones y muchas otras cosas. Este tipo de función automatizada te permite aprovechar la participación generada con estos usuarios sin tener que dedicar demasiado tiempo a ella, excepto por el que dedicarás a estudiar, crear y configurar los correos electrónicos, por supuesto.

Estos emails automáticos se denominan generalmente autorespondedores. Lo que es clave aquí, independientemente de lo que quieras hacer con tus funciones de automatización, es tener objetivos claros sobre lo que esperas lograr y tener una estructura de la secuencia del correo electrónico. Es una especie de “mapa de correo electrónico”, donde tienes más de un email o tal vez varios, como parte de una secuencia de automatización específica; el mapa también incluye los eventos que los activarán. ¿Por qué es útil? Porque te permitirá tener control sobre todo el proceso y cambiar las cosas cuando sea necesario.

Y, por supuesto, debes controlar de cerca el rendimiento de estos correos electrónicos. Prueba diferentes variaciones si es necesario. Tu mera es asegurarte de ser convincente, independientemente de tu objetivo y de que tus emails no están perdiendo su “toque humano”… a pesar de que no estén escritos por seres humanos.

12. Revisar la normativa sobre correos electrónicos
no está de más

Antes de configurar tu campaña de email marketing por completo y enviar esos correos electrónicos que has preparado con tanto empeño, te recomendamos que eches un vistazo a todas las regulaciones aplicables con respecto a los emails, en todos los territorios donde los enviarás.

No vamos a entrar en detalles, no queremos que esta guía de email marketing sea demasiado larga (¡ups, ya lo es!). Pero es importante anotar que se espera que tu campaña cumpla con las reglas que versan sobre:

■ Protección de datos

■ Información necesaria que debe estar presente en todos los correos electrónicos comerciales (como enlaces para darse de baja, por ejemplo)

■ Cumplimiento de las peticiones de usuarios

Obviamente, los reglamentos que debes revisar son aquellos que se aplican a los países y/o regiones donde opera tu negocio, por lo que te recomendamos encarecidamente que los compruebes y te asegures de cumplir con ellos antes de comenzar.

13. Ahora sí, llegamos a la parte del rendimiento. ¿Cómo sabes que tu campaña está funcionando?

Aquí no hay respuesta que te pueda sorprender, ¿verdad? Al igual que con todas las demás iniciativas de marketing de contenidos, debes realizarle un seguimiento a la evolución de tu campaña y, dependiendo del contexto, también vas a tener que informar los resultados. La buena noticia es que prácticamente todas las herramientas de marketing por correo electrónico que existen vienen con funciones integrales que no le pierden la pista al rendimiento. Independientemente de la herramienta que vayas a utilizar, ten en cuenta estas métricas. Ya que hablamos de métricas, estaría bien que pensaras en los objetivos específicos de tu campaña partiendo de las siguientes mediciones:

Tráfico (y conversiones): seguramente, la mayoría de tus campañas de marketing por correo electrónico se ocuparán de algún tipo de contenido que esté disponible en tu sitio web. Por lo tanto, es natural que observes cómo funciona tu tráfico (y las conversiones posteriores derivadas de él). También observa la implementación de funciones de seguimiento y sigue de cerca lo que están haciendo tus usuarios (como su comportamiento de compra, por ejemplo). Esto te permitirá analizar más a fondo tu rendimiento en tus plataformas de análisis web (como Google Analytics).

Aperturas de correo electrónico (y tasas de clics): esta también es imprescindible. Es muy importante realizar un seguimiento de la tasa de personas que abren tus correos electrónicos en primer lugar y hacen clic en tus enlaces. Obviamente, esta métrica también es un llamado a solucionar los problemas que puedan existir si los resultados no son satisfactorios.

Correos electrónicos entregados: debes asegurarte de que tus emails se entregan en una tasa aceptable. Tu herramienta de marketing debe proporcionar esta información.

Comercio electrónico: recuerda echar un vistazo a las compras y las mediciones asociadas, procedentes de tus campañas de emails. Podría ser un paso interesante para segmentar aún más tu audiencia en función de los productos que les gustan y así conducir campañas aún más exitosas en el futuro.

Tasas de cancelación de suscripción: aunque es un número que se espera en cada campaña, no es del todo malo ya que, en realidad, te está ayudando a deshacer de los usuarios inactivos. En todo caso, esa inactividad debe comprobarse para identificar algo inusual y pensar mejoras cuando sea necesario.

Otros: tasas de rebote, número de correos electrónicos enviados, longitud del email, categorías de asuntos… vale cualquier información que muestre con claridad cómo estás alcanzando tus objetivos originales (o no) y te ayude a realizar mejores campañas de correo electrónico en el futuro.

14. Conclusión: estamos bastante seguros de que verás una newsletter con otros ojos después de leer este artículo

Seas una empresa B2B, B2C, un e-commerce, un medio de comunicación, una aplicación móvil ágil o una fundación sin ánimo de lucro, las campañas de email marketing pueden tener un tremendo impacto en tu administración del tiempo, las metas y los resultados a largo plazo.

Mucho más que conseguir un montón de conocimiento sobre tu marca, la adquisición de grandes clientes potenciales, ver picos masivos en tus números o registrar grandes tendencias al alza sobre tus gráficos de rendimiento, el principal beneficio del email marketing es generar confianza con tu audiencia, como también es la ventaja de los muchos otros tipos de marketing de contenido que existen.

Y como estás llegando a la propia bandeja de entrada de tus usuarios, las posibilidades de lograr este beneficio son enormes. Esta es la razón por la que el marketing para correo electrónico es una forma increíblemente poderosa de transmitir tu mensaje y, por supuesto, de alcanzar tus objetivos comerciales.

Bueno, enhorabuena por llegar al final de nuestro casi eterno manual de email marketing. Esperamos sinceramente que lo hayas disfrutado y que lo utilices para tus futuras campañas.

Gonzalo Suárez
Gonzalo Suárez
Co-founder and COO @ Key Content
Related Articles